Usamos cookies para mejorar tu experiencia en nuestra web. Si sigues con nosotros, significa que aceptas nuestra política de cookies.
Política de cookies

ImagoSM

Comunicación en medios sociales

(34) 692 229 881

LA HEMEROTECA COLECTIVA

 Podríamos decir que una red social es un conjunto de usuarios que se comunican entre sí. Esa comunicación tiene su base en el intercambio de información, sea del tipo que sea. Pero en ese acto de compartir hay dos bloques, perfectamente mezclados, que sustentan todo: el contenido nuevo y el contenido antiguo. El creado por el usuario y el que han creado otros, si lo prefieren.

 Este segundo núcleo se nutre principalmente de archivos. Archivos públicos, personales, de prensa… Resulta muy interesante ver cómo en los tiempos de la inmediatez, donde la instantaneidad prevalece sobre lo duradero, se ha creado una suerte de flujo de información para nada actual, pero que aporta valores añadidos con respecto a otros tipos de información; entre ellos, a recordar. Es lo que nosotros llamamos “la hemeroteca colectiva”.

 La utilidad de este comportamiento es amplísima: desde desvelar las estrategias políticas de los gobernantes hasta potenciar los puntos en común que personas de distintos territorios y circunstancias tengan entre sí, como por ejemplo una anécdota de 1990 o un programa televisivo de 1973. La hemeroteca colectiva realiza una labor de documentación social e histórica a través de un medio que acostumbra a ser denostado por su apabullante información del momento en que vivimos. Se olvida a menudo que el momento presente es resultado de todos los presentes anteriores, y que ese rescate del polvo y el olvido al que muchos usuarios se dedican diariamente es tan importante como otros aspectos de nuestras vidas, y que merece ser conocido, compartido y comunicado.

Alfonso Larrea

@alarreag