Usamos cookies para mejorar tu experiencia en nuestra web. Si sigues con nosotros, significa que aceptas nuestra política de cookies.
Política de cookies

ImagoSM

Comunicación en medios sociales

(34) 692 229 881

TE SIGO, ME SIGUES, MENSAJE DIRECTO Y ADIÓS

 Seré breve.

–       Hola, soy X, de la empresa Y.

–       Hola, X; yo soy…

 Aun está tu nombre llorando en la punta de tu lengua porque, cuando ibas a decirlo, el señor X de la empresa Y ha girado ciento ochenta grados sin salirse de la baldosa (a lo chotis), ha esperado un segundo para que te fijes bien en que sí, que eso es su nuca, no su cara, y se ha marchado por donde ha venido.

 Cuanto menos es irrespetuoso. Y en estos tiempos que vivimos, en los que se habla tanto de los nuevos códigos de conducta y comunicación en los medios sociales, abogo por preservar algunas actitudes del mundo 1.0, y no por resultar clásico o antiguo, sino porque ante todo hay que luchar por tener sentido común.

 A ver si así me explico mejor:

[Te sigue @ejemplodealguien. Tras seguirle (por el motivo que consideres), recibes este mensaje:]

–       Gracias por seguirme. Te recomiendo que __________ [aquí va cualquier contacto suyo / cualquier empresa que tenga / cualquier producto que venda] / En agradecimiento, te voy a regalar _________ [un taller gratuito / una guía que he hecho de no sé qué] / Entra en esta web para _________ [conseguir miles de seguidores / conseguir dinero milagrosamente].

[Tú, como ser humano que no programa sus respuestas, decides responder (ya trataremos más adelante cómo responder a este tipo de mensajes, si es que se puede), pero te aparece esto: «Tu mensaje no pudo ser enviado a @ejemplodealguien porque no te sigue»].

 Es el mismo diálogo del principio. Solo cambia el canal. ¿Por qué se permite en un caso y en otro no?

Alfonso Larrea

@alarreag