ImagoSM

Comunicación en medios sociales

(34) 692 229 881

TERRITORIOS NO NATIVOS DIGITALES

 Podría pensarse que el término «nativo digital» no se refiere exclusivamente a los humanos, sino también a las ciudades. Y como no hay luz sin oscuridad, también habría lugares en los que la última tecnología no sea intrínseca: zonas del mundo que no emparejan bien con aparatos digitales salvo en los anuncios.

 En España tenemos esta sutil variante de antiguos tópicos. Zonas donde el ADSL rural era lo más avanzado (y lo más utópico también) han visto, por caprichos de la evolución, cómo sus generaciones más jóvenes emigraban o conocían otros lugares, y poco a poco trasladaban esa nueva conciencia –entendida o no del todo- a donde Twitter anida en campanarios y pía en los olivos.

 Así, encontramos la conjugación perfecta de lo que somos todos: animales racionales, sociales y de costumbres. Racional en el sentido de: «Llamo a mi nieto por teléfono para que me diga cómo enciendo el cacharro este para poder verle mientras hablo con él». Social en el sentido de: «Hijo, he visto que has subido las fotografías de la romería al muro del Ayuntamiento en Facebook». Y de costumbres en el sentido de: «Voy a apagar este trasto porque me pican los ojos. Voy a ayudar al vecino en la matanza».

Imagen: zoomnews.es

Imagen: zoomnews.es

 La vida en los pueblos ha ganado calidad de vida y calidad de conexión. Desde la mejora de las carreteras hasta la llegada de Internet, pasando por la tarifa plana de los teléfonos, hemos experimentado un avance social que nos conecta con algo tan atávico como nuestras raíces. Términos como «Llevo sin ir al pueblo desde el último puente» son comparables a «No he callejeado Nueva York desde la última vez que volé hasta allí». La tecnología no sustituye nada, simplemente conecta a personas en diferentes formatos. Y en muchos lugares del mundo es una puerta más a nuevos u olvidados territorios y formas de vida que desconocíamos o añorábamos antes de Internet.

 ¿Tenéis alguna experiencia parecida? Nos encantará leerla.

Alfonso Larrea

@alarreag