ImagoSM

Comunicación en medios sociales

(34) 692 229 881

CUALQUIERA PUEDE DEDICARSE A LOS MEDIOS SOCIALES

 Crear contenido diario, nuevo, y distinto para varias marcas, de sectores y públicos objetivos muy diferentes, conlleva un gran esfuerzo, ingenio, imaginación y entrega. Además, a casi todos los contenidos hay que buscarles una imagen identificativa que acompañe, o complemente el texto escrito; y una vez cuadrado el círculo, hay que organizarlo de forma que el contenido publicado sea variado. Por si fuera poco, estás ante un examen permanente de ortografía, redacción y expresión.

 Escrito así, en seis líneas, parece fácil. Y lo es. Prueben. Cualquiera puede dedicarse a ello. Solo necesitas un ordenador, una conexión a Internet y tiempo.

 ¿Han probado ya? ¿Les sigue pareciendo fácil? ¿Les pagaron por ello?

 Bien, ahora sumemos tareas. A todo lo anterior, le añadimos los comentarios de los usuarios. Ellos opinan libremente sobre lo que publicamos. Y así debe ser, incluidos los comentarios negativos. Agradecer los me gusta, los halagos y las felicitaciones es fácil. Lo hacemos cada día en la vida offline, ponemos nuestra mejor sonrisa y, con más o menos modestia, agradecemos el cumplido. Otra cosa es responder a los comentarios negativos, fundados o no, sobre nuestras publicaciones, nuestro producto, la marca, el servicio al cliente…, no hay límite en este apartado. ¿También recurrimos a la vida offline para buscar en nuestro manual de comportamiento? Piensen, es fácil, pero no lo encontrarán en su forma natural de proceder. Por eso, de nuevo, piensen. ¿Han dado ya con la fórmula mágica para afrontar una posible crisis de reputación online? Si la respuesta es sí, les invito a ponerlo en práctica nuevamente.

 ¿Han probado ya? ¿Solucionaron ustedes la crisis de reputación? ¿Les pagaron por ello?

 Perfecto. Es el momento de sumarle un ingrediente más. La página web o blog es el nicho de contenido corporativo del que parte toda la actividad. ¿Lo habían pensado? Bien, pues si es así, solo queda saber qué vamos a publicar, cada cuanto tiempo, en qué tono, a quién va dirigido, decidir la extensión, la inclusión de palabras que ayuden al posicionamiento, buscar o crear una imagen, elaborar el contenido y publicarlo. Parece fácil, una vez más. Y lo es, igual que en la primera parte de este post. Les invito a probar de nuevo. Gestionen una web o un blog en el que tengan que cuidar escrupulosamente todos estos detalles y publiquen.  Si lo hacen bien, los nuevos algoritmos de Google premiarán su originalidad y calidad subiéndole en los puestos de relevancia.

 ¿Han probado ya? ¿Incrementó el número de visitas? ¿Les pagaron por ello?

Conclusión:

 Si la respuesta a la primera pregunta de cada apartado es ‘Sí’, usted se puede considerar un emprendedor.

 Si la respuesta a la segunda pregunta de cada apartado es ‘Sí’, usted se puede considerar eficaz.

 Si la respuesta a la tercera pregunta de cada apartado es ‘Sí’, usted se puede considerar un profesional.

Mónica Cillán

@mcilland