ImagoSM

Comunicación en medios sociales

(34) 692 229 881

LOS OBJETOS DE NUESTRA VIDA

 ¿Alguna vez han pensado en qué van a hacer con el hueco que van a dejar algunos objetos en su vida? Ahora es cuando alguien se levanta y me espeta un «¡materialista!». Gracias. Ya puede sentarse.

 El otro día me sorprendí discutiendo en casa sobre la posibilidad futura de comprar una smart TV. Soy ese tipo de persona que reniega de ciertas cosas por principios, quizá con más razón que un santo, no digo que no, pero que algunas de esas «ciertas cosas», por ejemplo, el hecho de poder tuitear desde el sofá con la información de mi red social en «nosécuántas» pulgadas, pues son cómodas, oiga. Principios. Comodidad. Si los principios fuesen cómodos, el sistema solar implosionaría.

 Me pregunté tras el debate en la cocina sobre algunas cosas de las que negué con rotundidad su presencia en mi rutina, y ahí están: Twitter, el móvil, Google… También hay cosas que mantengo, pero eso es harina de otra entrada.

Imagen: tivilogy.com

Imagen: tivilogy.com

 ¿Qué será de mi vida sin esos objetos, generalmente de alta, nueva y confortable tecnología? En el fondo, sé que me agradecerán que me pregunte esto; ustedes están demasiado ocupados [;-)], pero tengo algo que decirles al respecto: ustedes no se hacen esta y otras preguntas porque ya saben la respuesta. Porque los que nacimos con un pan debajo del brazo y no con un puerto USB nos hemos tenido que hacer esa pregunta tantas veces que tenemos la sesera gastada. Ustedes han automatizado la respuesta y por eso la pregunta deja de tener sentido. Ustedes responderán conmigo al unísono: «¿Que qué voy a hacer con el hueco que dejen? Poner una versión mejor del mismo objeto».

 Y ahora sí, soy yo el que se levanta en medio de la oficina, y ante el asombro de mis compañeros, les grito:

–       ¡Materialistas!

Alfonso Larrea

@alarreag

Posdata: ¿Qué objetos han sustituido últimamente?